Platón y las perspectivas, I (Perspeciva de clase y perspectiva de género)

Defiende Platón que todas las cosas que pertenecen a una misma clase se parecen entre sí porque están hechas a partir de un mismo modelo. Son, por tanto, imitaciones, o instancias, de ideas del mundo inteligible.

Se diría que el  Demiurgo se burla de nosotros, una generación tras otra, fabricando el mismo caos, que pretendemos ver como diferente del que vivieron nuestros ancestros.

La causa formal de la que participan las ideologías colectivistas ha sido, desde el siglo XIX, el perspectivismo, o modo, deliberadamente unidimensional y dogmático de tratar los asuntos sociales, para presentar la opinión (o doxa) como verdad (o episteme)

Antes de la perspectiva de género (neomarxista) el mundo sufrió las consecuencias de la perspectiva de clase (marxista) Lo que no funcionó antes, no funcionará ahora, porque el trasfondo es el mismo. El perspectivismo se caracteriza por dos notas principales:

1. En primer lugar por su intención colectivizante: el primer efecto del uso de una perspectiva (de clase, de género o racial) como marco de razonamiento es la creación, primero intelectual y luego real, de colectivos enfrentados.

2. El perspectivismo no solo colectiviza, es decir, no solo clasifica: también induce una relación de orden parcial que permite interpretar, de un modo muy simplista, las relaciones entre colectivos como relaciones de poder.

A partir de ahí, de un modo muy natural, se genera la lucha de clases del marxismo, el odio racial (nazismo y otros) y, más modernamente, los conflictos de género (feminismo radical, colectivos LGBT y otros)

Particionada una sociedad en colectivos enfrentados, el caos está servido. Así es como surgen los movimientos totalitarios, como pastores imprescindibles para la generación de orden. Su orden.

1. Marxismo.

El marxismo adopta la perspectiva de clase, caracteriza a los individuos de una sociedad como miembros de la clase social a la que pertenecen: proletariado, burgesía o intelectuales orgánicos. A partir de la colectivización, se generan los derechos y obligaciones de individuos, desprovistos de otra identidad que no sea la de la clase social a la que pertenecen.

Sin embargo, la anterior clasificación de individuos no es exactamente un conjunto cociente (en el sentido lógico de la expresión) La perspectiva de clase induce sobre las clases o colectivos una, nada sutil, relación de orden parcial: la relación de poder.

A partir de de este momento el modelo social sobre el que razonar y actuar consiste en tan solo colectivos (clases sociales) enfrentados mediante relaciones de poder. En el marxismo, la Historia ha sido reducida al estudio de la lucha de clases (con los resultados que ya mostró el siglo XX)

2. La ideología de género LGBTI

La ideología de género adopta la perspectiva de género. Sin entrar en detalles, diremos que el género es un constructo social, completamente subjetivo, que tiene que ver con factores tanto biológicos, como psicológicos. Los géneros serían algo así como las diferentes minorías eróticas de la sociedad, junto con su propio discurso legitimador.

La perspectiva de género caracteriza a los individuos de una sociedad por medio de su identidad de género (colectivo al que pertenecen): heterosexuales, transexuales, transgénero, homosexuales, etc. La identidad actúa como criterio de colectivización y como criterio de ordenación (orden parcial) ya que, según esta ideología, entre los diferentes géneros o colectivos existen relaciones de poder que inducen una jerarquía de colectivos opresores y oprimidos.

Otra vez el modelo, unidimensional y dogmático, facilitado por la perspectiva de género ha reducido la sociedad a colectivos (géneros) enfrentados. El debate social queda envilecido y la Historia reducida a una relación de agravios y persecuciones entre las diferentes identidades.

Continuará….

 

Feminazi y castradora de niños (y del PSOE)

Lo cuenta, aportando documentos y bandas sonoras, el periodista Carlos Cuesta en OKdiario el 6 de junio de 2019: «La concejal del PSOE en el Ayuntamiento de Puerto del Rosario (Fuerteventura) ha dicho en una de sus clases -es profesora de lengua en 4º de la ESO en el IES Santiago de Alcalá de la localidad canaria- que «a los niños hay que castrarlos al nacer».

Durante una de sus clases a los chavales de entre 14 y 15 años, Vera que ha sido refrendada en las pasadas elecciones del 26-M, se dirige a los varones diciéndoles:

  • «A vosotros os cortan el pito y no os pasa nada»
  • «Hay que hacer que los hombres dejen de gobernar, para que nos den el poder a nosotras. ¿Voluntariamente lo van a hacer? No. Hay que echar mano de la castración selectiva».

La número 2 del PSOE de Puerto del Rosario ha sido denunciada por la doctrina feminazi que imparte durante sus clases

aurelia-vera-la-concejal-socialista-castradora-de-nin-os

Lluvia de dinero sobre grupos feminazis -1.558 millones de euros solo en el periodo 2013-2016

Con 1.558 millones de euros, solo en el periodo 2013-2016, lo único que se ha conseguido es crear una nueva clase parasitaria de grupos feminazis, que se alimenta del dinero público y que necesita que la violencia siga existiendo para seguir viviendo del cuento.

No van a perder el chollo que han conseguido. Alimentarán el odio, la violencia y lo que haga falta, con tal de seguir haciendo caja.plan 2013-2016 0

plan 2013-2016

 

 

 

Migración de reemplazo: el plan de la ONU para promover la inmigración masiva hacia Europa y EE. UU.

Artículo publicado originalmente por BLes.com el 30 de julio de 2018

reemplazo1

Un informe titulado: Migración de reemplazo: ¿es una solución para las poblaciones en declive y el envejecimiento?” elaborado y publicado por la división de población de las Naciones Unidas (ONU) del año 2000, ya sentaba las bases para justificar la entrada masiva de inmigrantes en Estados Unidos y Europa.

El informe afirma que “en los próximos 50 años, se proyecta que las poblaciones de la mayoría de los países desarrollados se volverán cada vez más pequeñas como resultado de una baja fertilidad y una mayor longevidad”. 

La disminución de la población es inevitable en ausencia de migración de reemplazo. La fertilidad puede repuntar en las próximas décadas, pero pocos creen que se recuperará lo suficiente en la mayoría de los países para alcanzar el nivel de reemplazo en el futuro previsible”, detalla el documento.

El documento de estrategia establece seis posibles escenarios para cada país o región del mundo necesarios para cumplir con este objetivo.

En el escenario más severo, se requerirá un gran número de migrantes para “mantener la relación de apoyo potencial” (de una población) al más alto nivel.

En el caso de los Estados Unidos, en el escenario más extremo, el informe afirma que “sería necesario contar con 593 millones de inmigrantes entre 1995 y 2050, un promedio de 10,8 millones por año”.

Para 2050, de una población total de Estados Unidos de 1.100 millones, 775 millones, o el 73%, serían inmigrantes posteriores a 1995 o sus descendientes“, agrega el informe.

En el caso de Europa, el documento afirma que al menos 159 millones de trabajadores inmigrantes deberán ingresar en 2025 para “mantener el saldo actual de 4 a 5 trabajadores para un pensionista“.

El documento está recibiendo nueva atención a la luz de la crisis migratoria en Europa, que ha visto a más de 2 millones de inmigrantes ingresar al continente en los últimos años.

Las instituciones de la Unión Europea parecen estar de acuerdo con esta estrategia.

Feminazi

El término “feminazi” fue popularizado por Rush Limbaugh en 1992, un locutor de radio y comentarista político conservador estadounidense.3

Según el The Oxford Dictionary of American Political Slang (Diccionario de Oxford del argot político estadounidense), feminazi se refiere (peyorativamente) a “una feminista comprometida o una mujer de voluntad fuerte”.4​ El término es un acrónimo de los sustantivos feminista y nazi.5​ El presentador de programas de radio Rush Limbaugh popularizó el término entre sus oyentes.67​ En su libro de 1992 The Way Things Ought to Be (La forma en las que las cosas deberían ser), Limbaugh reconoció a Thomas Hazlett, profesor de economía en la Universidad de California en Davis, por haber acuñado el término.8

Limbaugh ha declarado que el término feminazi se refiere a “feministas radicales” cuyo objetivo es “hacer que haya tantos abortos como sea posible”49​ y un pequeño grupo de “militantes” a quienes distingue de “personas bienintencionadas pero mal orientadas que se llaman a sí mismas ‘feministas'”.10​ Sin embargo, el término se usó más ampliamente para el movimiento feminista en su totalidad;11​ Limbaugh lo ha usado en referencia a la Feminist Majority Foundation, entre otros grupos e individuos.9​ El sociólogo Michael Kimmel escribe en angry White Men: American Masculinity at the End of an Era (Hombres blancos enojados: la masculinidad estadounidense en el fin de una era) que el término ataca al feminismo al “fantasmagóricamente ligar campañas por la igualdad salarial, o seguridad contra la violencia y la violación, al genocidio organizado en el Tercer Reich“.7

Feminazi-spectacles

Gianna Jessen

Hace 38 años, Gianna Jessen sobrevivió a un aborto fallido.

Su madre biológica decidió acudir a un establecimiento de Planned Parenthood a los siete meses de embarazo con la intención de abortar. Allí le aconsejaron que dada la elevada fase de gestación, se sometiera a un aborto salino. ¿En qué consiste? Se introduce una aguja en el abdomen de la madre y se inyecta una solución salina concentrada, el feto ingiere esta solución, que le producirá la muerte 12 horas más tarde por envenenamiento, deshidratación, hemorragia del cerebro y de otros órganos.

Tras 16 horas quemándose en vientre de su madre, Jessen nació viva. Ella suele recalcar este asunto: “Nací en una clínica abortiva y en mi partida de nacimiento se especificaba: ‘nacida durante un aborto salino’”.

Gianna-Jessen-e1487863816808

Jessen da gracias porque, al nacer a las seis de la mañana, no había ningún médico abortista en la sala. De haber habido alguno, habría matado a Gianna estrangulándola o dejándola en una bolsa para que muriera. Pero, una de las enfermeras que la atendió, llamó a una ambulancia para que la trasladaran al hospital. Los médicos pensaron que no saldrían adelante.

Sin embargo, Jessen sobrevivió. Los médicos aseguraron que nunca iba a poder caminar o hablar y que ni siquiera sostendría su cabeza. Pero ha superado todas las expectativas.

A pesar de los problemas de salud que le supuso la decisión de su madre biológica, ha encontrado la fuerza para perdonarla. “No estoy enfadada con ella, en verdad siento lástima porque una mujer que es capaz de intentar asesinar a su bebé a los siete meses de embarazo es propio de alguien roto y destrozado”, afirma.